lunes, 28 de julio de 2014

Votos semicentenarios

Cualquier fecha es buena para efectuar una encuesta, pero los números redondos siempre tienen su atractivo, y el Daily Variety aprovechó que el siglo XX alcanzaba su primera mitad para proclamar a los “mejores” de la industria cinematográfica a lo largo de esas cinco décadas.

El cómputo de votos, emitidos por 200 personas que habían pertenecido al mundo cinematográfico por 25 años o más, otorgaba a Lo que el viento se llevó la calificación de mejor película de entre las producidas en ese periodo, seguida de Birth of a Nation y The Best Years of Our Lives. Charles Chaplin era el mejor actor, seguido de Ronald Colman, Laurence Olivier y Spencer Tracy; Greta Garbo se ponía por delante de Ingrid Bergman, Bette Davis y Olivia de Havilland; D.W. Griffith encabezaba la lista de directores, e Irving Thalberg la de productores.

lunes, 21 de julio de 2014

Sale a subasta un vestido de Scarlett O'Hara

Hace unas semanas nos avisaba un artículo de la salida a subasta de un modelo llevado por Vivien Leigh en Lo que el viento se llevó, con una cifra de comienzo de la puja cifrada en las 45.000 libras esterlinas.

Los expertos en la materia del vestuario de GWTW daban por perdido este modelo, pero en realidad había sido guardado con cariño por un miembro del equipo de confección de la ropa, que se casaba ya terminada la película y a la que se le regaló la indumentaria.

martes, 15 de julio de 2014

Lista de bajas (XXXII)

En 1993 perdimos, que sepamos, a los siguientes, que tuvieron su contacto con Lo que el viento se llevó:
William Bakewell, 85 (El oficial a caballo).
Clarence Slifer, 81. (Efectos ópticos)
Jack Martin Smith, 82. (Dibujos story board)
Harry Wolf, 85. (Operador de cámara)
John P. John, 91 (Sombreros, trabajó con John-Frederics)
Layne Britton, 86. (Maquillaje)

lunes, 7 de julio de 2014

GWTW en 22 palabras

Betty Comden y Adolph Green formaron un brillantísimo tándem de escritores, con éxitos inolvidables en Broadway y Hollywood, como Auntie Mame, On the town, Singin’ in the Rain o The Band Wagon .

Su habilidad con las palabras queda demostrada en esta versión condensada (y en verso) de Lo que el viento se llevó, que formaba parte del espectáculo que ellos mismos interpretaron a finales de 1958 y principios de 1959, una revista a modo de antología titulada A Party with Betty Comden & Adolph Green:

“Scarlett O'Hara's a spoiled pet, She wants everything that she can get. The one thing she can't get is Rhett. The End.”

(Escarlata O’Hara es una chiquilla mimada. Quiere todo lo que se le antoja. Lo único que no puede conseguir es a Rhett. Fin.)

martes, 1 de julio de 2014

Feliz cumpleaños, señora Melania

El 1 de julio es día de conmemoración en Viento Escarlata, al menos de momento, pues celebramos el cumpleaños de Olivia de Havilland, uno de los pocos intérpretes de Lo que el viento se llevó que llega vivo al 75º aniversario del estreno de la película.
Es cierto que de Havilland se ha retirado del mundo del espectáculo hace años, pero su trabajo es inmejorable y disfrutarlo es una invitación que no falla casi nunca, por lo que reiteramos nuestra invitación a que el lector aproveche la fecha de hoy para ver cualquier película de Olivia.

lunes, 23 de junio de 2014

Una oda en honor de Scarlett O'Hara

El personaje creado por Margaret Mitchell y subrayado por la producción cinematográfica de David O. Selznick ha dejado su huella en muchos de los lectores y espectadores desde hace 80 años.

Aquí tenemos un pequeño homenaje en la forma de intentar reproducir un vestido de la mayor de las chicas O'Hara, que ha impresionado de varias formas a la autora del artículo. Ellen Hoffman no deja de recordar las muchas virtudes (y vicios) del personaje que tanto la impresionó en su tierna juventud, representadas con eficacia por Vivien Leigh.

lunes, 16 de junio de 2014

Recompensa por ser Rhett Butler

David O. Selznick tenía tendencia a exasperar a todos aquellos a sus (contradictorias) órdenes, principalmente por cambiar de parecer varias veces a lo largo de unas horas, inundar a sus colaboradores y empleados con largos memorandos que podían llegar en medio de la noche, sostener opiniones irrazonables y lanzar juicios que podían llegar a herir sentimientos durante mucho tiempo; pero, al contrario de lo que sucedía con otros magnates, tenía la habilidad de no provocar demasiados odios eternos: se hacía perdonar enseguida, aunque al cabo de unos días, meses o años, volviera a ganarse la animadversión de la misma persona… y entonces el ciclo volvía a comenzar.

Clark Gable tuvo sus más y sus menos con el productor de Lo que el viento se llevó; se sentía una pieza que Selznick y Mayer movían a su antojo y no les tuvo demasiada simpatía durante y después del rodaje. Con los años, llegó a apreciar su interpretación en GWTW como una de sus favoritas, pero siempre lamentó que su participación en la película no le reportara mayores beneficios económicos. Con todo, Gable (también aguijoneado por Carole Lombard) intentó mostrarse lo más cordial posible y no causar demasiados problemas en una producción cuajada de incidentes, y Selznick supo reconocer su esfuerzo:

“Obsequio a Clark Gable con motivo de la finalización de Lo que el viento se llevó. Atlanta, 25 de diciembre de 1939. David O. Selznick”, reza la inscripción de esta pitillera de Tiffany’s que fue el regalo de Navidad del productor al intérprete de Rhett Butler.

Esta pitillera alcanzó los 20.000 dólares en la subasta que tuvo lugar en Las Vegas en marzo de 2008, a cargo de la firma Guernsey's. Antes había pertenecido a Anthony Pugliese, que había dedicado un cuarto de siglo a recopilar objetos tan cinematográficos con uno de los sombreros de la bruja de El mago de Oz, un traje completo de Supermán utilizado por Christopher Reeve, un látigo de Indiana Jones, la espada de William Wallace en Braveheart, un bastón de Chaplin…

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.