miércoles, 3 de febrero de 2016

Recuerdo del estreno

Uno de los interesantes blogs que tratamos habitualmente, carole-and-co.livejournal.com, recordaba el pasado 15 de diciembre el día del estreno de Gone With the Wind en Atlanta, con una fotografía que reúne a los cinco protagonistas principales de la película: Vivien Leigh, Clark Gable, Margaret Mitchell, David O. Selznick y Olivia de Havilland (falta Leslie Howard, desplazado ya por razones bélicas).

O se han contado un chiste y se ríen todavía mientras funciona la cámara, o la escritora, el productor y los tres actores se estaban llevando muy bien, al menos durante esas horas.

lunes, 25 de enero de 2016

Un toque de Gable

En una escena de Lo que el viento se llevó un alterado Rhett Butler coloca sus manos sobre la frente de Scarlett O'Hara, en representación del deseo de sacar de su mente ciertos pensamientos.

Clark Gable estaba preocupado por la apariencia deteriorada del nudillo del dedo anular de su mano izquierda, y visitaba el laboratorio de visionado de lo rodado para comprobar que el estudio elegía la mejor forma de mostrar sus manos, según le contó Arthur Arling, operador de la cámara, a Jim Tumblin.

miércoles, 20 de enero de 2016

Libro para el recuerdo

En 1999 dos empresas francesas, el periódico Le Monde y la librería Fnac, propusieron a sus lectores la elección de los 100 títulos del siglo XX más recordados.

El "toque" francés se deja notar en la lista, pues el comienzo del recuento de 17.000 votos habla la lengua de los galos, comenzando por El extranjero, de Albert Camus.

Pero el resto de lenguas no tarda en aparecer en los favoritos y, después de Steinbeck, Hemingway, Huxley, Orwell... nos encontramos en el puesto 38 con Gone with the Wind, lo que coloca la obra de Margaret Mitchell por encima de la media recordada por los lectores franceses.

martes, 12 de enero de 2016

Ben Nye, maquillaje

Ben Nye secundó a Monte Westmore en el maquillaje de Lo que el viento se llevó; había sido su aprendiz en la Fox y ambos se conocían perfectamente, algo muy conveniente al afrontar un trabajo de las características de la película de Selznick.

Benjamin Emmet Nye nació el 12 de enero de 1907 y se desvió del rumbo paterno, que apuntaba hacia la geología, para optar por una carrera artística. En Los Angeles desde 1926, y después de un período en unos grandes almacenes, encontró trabajo de copista en el departamento musical de la Fox, un escalón previo a su entrada en maquillaje en 1934.

Westmore lo reclamó para que fuera su ayudante en GWTW, y Nye, además de encargarse de Mitchell, Howard y de Havilland, se encontró con reto para salvaguardar la apariencia de los actores negros en el Technicolor; las técnicas y preparados existentes hasta entonces no daban un aspecto real en la pantalla. Nye aplicó una solución provisional, pero tardaría dos décadas en encontrar la fórmula definitiva del tono ideal.

Tras su intervención en Intermezzo y Rebecca, Nye trabajó con varios estudios y se hizo cargo del departamento de maquillaje de la Twentieth Century Fox en 1944. Allí permaneció más de 20 años. Con una filmografía que supera los cuatro centenares de películas, en todos los géneros y con los actores más exigentes y más celosos de su apariencia, fue un verdadero maestro que formó a varias generaciones de maquilladores (sus propios hijos entre ellos) en el cine y la televisión.

Podemos admirar su trabajo en In Old Chicago (Chicago, 1937), For Whom the Bell Tolls (Por quien doblan las campanas, 1943), Bus Stop (Bus Stop, 1956), The King and I (El rey y yo, 1957),The Fly (La mosca, 1958), Planet of the Apes (El planeta de los simios, 1968)… o las series de TV Voyage to the Bottom of the Sea (Viaje al fondo del mar, 1965-1967) o Lost in Space (Perdidos en el espacio, 1965-1967).

Ya retirado, se concentró en pasar parte de sus secretos cosméticos a la industria comercializando sus productos. Nye falleció el 9 de febrero de 1986. Sus hijos y nietos han seguido sus huellas tanto detrás de las cámaras como creando productos basados en su experiencia.

Recordemos que, aunque comparten apellido y quizás algún antepasado lejano común, el maquillador Ben Nye y el intérprete de Frank Kennedy, Carroll Nye, no eran hermanos.

miércoles, 6 de enero de 2016

La vida de Mammy

"Hay ahí una historia que merece ser contada", dijo Donald McCaig sobre la vida de Mammy, la esclava de los O´Hara en Lo que el viento se llevó. Y, así, llega a las librerías la segunda precuela a la novela de Margaret Mitchell autorizada por los guardianes de sus derechos: Ruth's Journey. La firma el autor de Rhett Butler y lleva ya más de un año en las estanterías.

Destaca los valores que convierten a Mammy en "heredera" de Ruth, la protagonista de otra historia de la Biblia: fidelidad, cuidado y lealtad a la familia. El relato comienza con una huérfana criada en Haití que pasa al servicio esclavista de los Fornier, de la familia de Elena Robillard, la madre de Scarlett O'Hara. Ellos la bautizan como Ruth y le enseñan los deberes relacionados con llevar una casa y cuidar de los niños, además de "hacer compañía"...

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Baile previo al estreno

El jueves, día 14 de diciembre de 1939, previo al estreno de Lo que el viento se llevó en Atlanta, se celebró un baile organizado por la Junior League.

El auditorio estaba adornado con banderas confederadas y retratos de los personajes.

El escenario estaba decorado como una fachada de una mansión de los tiempos de antes de la guerra.

El principal acontecimiento de la noche fue un gran desfile de todos los invitados con atuendos de la época, encabezados por Margaret Palmer, elegida por la Junior League para ser “la Escarlata de Atlanta” (Atlanta’s Scarlett).

Amenizando la velada estuvo el Ebenezer Baptist Church choir, compuesto por negros en su integridad, que interpretó una selección de espirituales ante la fachada. La presencia del coro fue criticada días después en una asamblea del Atlanta Baptist Ministers Union, donde uno de los reverendos denunció que los negros de la ciudad no habían podido comprar entradas para un festejo que celebraba una película donde los negros tenían papeles importantes, y que la presencia del coro daba a entender que los ciudadanos negros aceptaban la segregación que reinaba en Atlanta.

La Junior League recaudó 20.000 dólares; asistieron más de 5.000 personas a la velada en honor a Gone with the Wind.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Tres de entre veinte

Un buen regalo navideño para los amantes de Lo que el viento se llevó llega a través de Fotogramas.

Se trata de una encuesta para tomar nota de las frases más famosas de las películas más queridas por el público en general. Y entre El mago de Oz y E.T., pasando por Casablanca, Cuando Harry encontró a Sally o El Padrino se encuentra Lo que el viento se llevó no una, sino tres veces, lo que nos indica que sí ha dejado alguna impresión entre el público aunque no aparezca clasificada la primera de las cintas, puesto que corresponde a La guerra de las galaxias.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.