miércoles, 29 de julio de 2015

Biografía del Rey de Hollywood

Para completar nuestra biobibliografía añadimos Clark Gable: La corona del rey, de Joan Benavent.

Es un volumen accesible que nos acerca a la vida de Gable, firmado por el catalán-argentino Benavent. Es una historia que conocemos, pero a la que nos agrada acercarnos en cualquier ocasión.

miércoles, 22 de julio de 2015

Vestido para Vivien Leigh

Le correspondió a Irene Gibbons la tarea de vestir a Vivien Leigh, la intérprete de Escarlata O'Hara, en la entrega de los Premios de la Academia.

La actriz inglesa, tal vez harta de los corsés sureños de los años de la guerra, recibió con alegría el modelo diseñado por Gibbons, sin apenas ataduras.

viernes, 17 de julio de 2015

Barbara O´Neil, Ellen Robillard O'Hara

La intérprete de la madre de Escarlata O’Hara nació el 17 de julio de 1910; las reseñas nunca dejan de hacer notar (y no vamos a ser menos) que Barbara O’Neil era, por lo tanto, sólo 3 años mayor que Vivien Leigh.

También es obligado hacer referencia a su exquisita educación y a la buena situación de su familia, por lo que los papeles que la colocaban en la alta sociedad no tenían secretos para ella. La publicidad de la época informaba al lector de que la familia O’Neil descendía de los antiguos reyes de Irlanda (una herencia que no le fue necesaria para Gone With the Wind, pues recordemos que Ellen tenía sus raíces en Francia).

La joven deportista natural de St. Louis, Missouri, se inició en el teatro en compañías de repertorio, y fue en la conocida como los Cape Cod Players donde empezó su ascenso en 1931. Debutó en el cine en 1937, con Stella Dallas (Stella Dallas) y, posiblemente, su participación en la película de ambiente sureño The Toy Wife (1938) fue de gran ayuda para que consiguiera el papel de Ellen Robillard O’Hara en GWTW.


Barbara tiene una filmografía reducida, pero distinguida, y sus interpretaciones son para degustar, desde la de When Tomorrow Comes (Huracán, 1939) a su intervención en The Nun’s Story (Historia de una monja, 1959), pasando por All This, and Heaven Too (El cielo y tú, 1940), Secret Beyond the Door (Secreto tras la puerta, 1948), I remember Mama (Nunca la olvidaré, 1948) o Angel Face (Cara de ángel, 1952).

Tras dedicarse a la enseñanza en el departamento de drama de la Universidad de Denver, se retiró en la década de los 60. Falleció en 1980.

miércoles, 8 de julio de 2015

Personajes (XXII)

Sólo una breve referencia, pero, como pretendemos que no se nos escape nada...
Carlton, un juez en Atlanta dedicado a cortejar a la tía Pitty, en opinión de Escarlata, ya terminada la guerra.

En la versión inglesa aparece como Canton, que pudo transcribirse de forma errónea en el momento de traducir la historia de Lo que el viento se llevó al castellano.

No aparece como personaje en la película.

miércoles, 1 de julio de 2015

Olivia de Havilland de cumpleaños

Hoy es un día feliz en Viento Escarlata, porque celebramos el día de nacimiento de una de las últimas personas veteranas en el mundo de Lo que el viento se llevó.

Olivia de Havilland llega a los 99 años, una pequeña venganza de su personaje de Gone with the Wind, el único de los protagonistas que desaparecía de la vida en la pantalla.

Con nuestros mejores deseos para esta intérprete, retirada en Francia desde hace... décadas, pero recordada por magníficos personajes, como Melania Hamilton, Hermia, la doncella Marian, la prima Rachel o la reina madre Elizabeth.

miércoles, 24 de junio de 2015

Cazatalentos ventosos

Entre la primavera de 1936 y enero de 1939 se produjo un inusitado incremento en las filas del gremio de los cazatalentos cinematográficos, aunque la mayoría de los que así se consideraban no eran profesionales y casi todos habían hecho un único descubrimiento: a sí mismos o a un pariente cercano.

La “fiebre escarlata” estaba en pleno apogeo y todos los días alguien consideraba que había encontrado a la Escarlata ideal en su hermana, a Rhett en el ascensorista de su oficina, al único intérprete posible de Ashley en una función de aficionados o a la Melania perfecta tras un mostrador de unos grandes almacenes.

Entre toda esta marea de directores de reparto espurios había unos cuantos que sí eran genuinos y en cuya experiencia confió Selznick para encontrar a los intérpretes principales de Lo que el viento se llevó.

Ya sabemos que, con un puñado de excepciones, de las sucesivas búsquedas no salió nada concreto, y no fue por falta de incentivos para los cazatalentos: el contrato de Max Arnow, que se unió a las “fuerzas expedicionarias” de Selznick en agosto de 1938, especificaba que, además de su sueldo semanal, cobraría un bonus de 5.000 dólares si descubría a la joven que al final sería contratada para Escarlata, 2.500 dólares adicionales si recomendaba a quien se adjudicara el papel de Ashley y otros 2.500 dólares si encontraba a la Melania correcta. Los esfuerzos de Arnow fueron en vano y su cuenta corriente no se vio incrementada por estos conceptos.

miércoles, 17 de junio de 2015

Tiempo para jugar

La primera de las imágenes de esta página nos ofrece ya una visión de Lo que el viento se llevó que nos habla de la vigencia estelar de la película de 1939, acompañada de un puñado de clásicos que podemos jugar a adivinar.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.