jueves, 1 de diciembre de 2016

Dentro y fuera

Este artículo de Fotogramas nos lleva a recordar algunas de las puertas más memorables de la historia del cine, una de Lo que el viento se llevó, faltaría más.

El recorrido pasa por 1939, con El mago de Oz como una propuesta imbatible, pero el paseo nos lleva al espacio exterior, los momentos paranormales y el mundo del cerebro humano... Todas las puertas que cita esta lista nos parecen imprescindibles... ¿verdad? ¿Alguna falta? ¿Sobra alguna puerta?

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Personajes (XXXVII)


Daddy era un anciano esclavo de Tara, zapatero.
No aparece como tal en la película.

martes, 15 de noviembre de 2016

Guerra de taquillas con Alemania

Goebbles, ministro de Propaganda (entre otras cosas) de la Alemania bajo Adolph Hitler, se mostraba en contra de la proyección de Gone With the Wind en su país, principalmente porque mostraría el nivel superior de técnica e interpretación del cine americano frente al cine alemán, a pesar de apoyar la esclavitud y el racismo que predominaban en el mundo germano.

Pero el acercamiento entre el Sur de Estados Unidos y la Alemania de Hitler no era tan aparente como parecían sus posturas, como quedó demostrado con la proclamación de lo que sería la Segunda Guerra Mundial.

El estreno de Lo que el viento se llevó se retrasó varios años en Alemania, y fue sólo accesible a los oficiales del ejército mientras tanto, a pesar de ser una película aceptada por Hitler.

Cartel alemán de la película


lunes, 7 de noviembre de 2016

Davis y Crawford: doble cita con las estrellas

Para pasar llenas de entretenimiento un puñado de horas, recomendamos hoy la lectura de Bette and Joan: The Divine Feud, por Shaun Considine, una obra que nos lleva por las vidas de ambas actrices, Bette Davis y Joan Crawford, que, en su momento, tuvieron sus puntos de contacto con Lo que el viento se llevó.

Considine no emplea más que unos breves párrafos para hablarnos de la carrera para interpretar a Escarlata O´Hara en Gone With the Wind entre ambas actrices, que, como sabemos, no corrieron demasiado por el papel que consiguió Vivien Leigh. Pero el libro está lleno de cosas que sí hicieron ambas, cada una por su lado y también la una a la otra, lo que nos mantiene dedicados a la lectura.

Las dos superestrellas, que no se apreciaban mutuamente pero creo que tampoco se odiaban a muerte, se ven acompañadas de secundarios de lujo que hacen pequeñas pero curiosas apariciones, desde Gable a Flynn pasando por los sucesivos maridos de las dos, Ronald Reagan o George Cukor...



martes, 1 de noviembre de 2016

El Sur llega hasta el Norte

Desde mediado el año 2015 se puede leer Lo que el viento se llevó en Corea del Norte, uno de los países más cerrados sobre sí mismos en este planeta.

La novela de Margaret Mitchell es una de las más populares en esa nación asiática, junto a Tess de los d´Uberville, Los viajes de Gulliver, Alicia en el País de las Maravillas o Robinson Crusoe.

En Corea del Norte se venden los libros (a precios muy altos, comparados con el sueldo que recibe cualquier trabajador) y se prestan también los ejemplares más buscados de las obras occidentales, chinas o rusas; no se olvida tampoco el préstamo negro, de obras como Gone With the Wind. La lectura habitual es en el idioma original, por lo que el número de lectores no es demasiado alto, pero es toda una innovación en el país que gobierna Kim Jong-un.

Esto parece terminar con la orden tajante de no leer nada que no fuera norcoreano que se presentaba como ley hasta hace apenas unos meses.

lunes, 24 de octubre de 2016

De la mano de Olivia de Havilland

Al comienzo del mes de mayo de 1981 se llevó a subasta un guión de Lo que el viento se llevó utilizado en el rodaje por Olivia de Havilland. El famoso agente de Hollywood Ken Kragen acabó haciéndose con el guión, previo pago de 13.250 dólares.

El texto, estudiado y puesto en marcha por Olivia de Havilland de manera magistral, llevaba incorporado un texto sobre Melanie; en cuatro páginas explicaba la actriz su identificación con el personaje, del que decía:

"Por un momento, mientras vivía su vida, sentía su amor, su confianza, su fe, su felicidad... Era la mujer que yo quería ser, la mujer que no era."

Tres de los cuatro... echando una mirada al guión

lunes, 17 de octubre de 2016

Un vestido llevado por Vivien Leigh

De ser arrojado a la basura a ser pagado una cifra récord; esa es la historia de un modelo de los lucidos por Vivien Leigh en su papel de Escarlata O´Hara en Lo que el viento se llevó.
En una subasta que se celebró en Beverly Hills en abril de 2015 se acordó pagar 137.000 dólares por el vestuario en cuestión. Nos lo cuentan en un artículo donde se repasan varios de los vestuarios peliculeros más famosos y deseados en la historia del Séptimo Arte.

The outfit worn in several scenes of the 1939 film "Gone With the Wind" by Vivien Leigh as she played Scarlett O'Hara. It fetched $137,000 at an auction.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.