lunes, 14 de octubre de 2013

En el extremo de los dedos

Noticias fechadas a mediados de julio de 1937 indican que un estudiante ciego, Raymond Williams, de 25 años y en la Universidad de Mississippi, estaba pasando Gone With The Wind a Braille y que estimaba que ocuparía 16 volúmenes y unas 1800 páginas, y que con la ayuda de un lector, podía transcribir unas cincuenta páginas al día, por lo que tendría el trabajo terminado en un mes, aproximadamente.

1 comentarios:

tienda de ropa online dijo...

No sabía esto. Es muy bueno que lo hayan pasado a Braille

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.