viernes, 17 de marzo de 2017

Alfred Newman, compositor

La Selznick International Pictures contó con un compositor de lujo para acompañar a la imagen de la productora al comienzo de las películas: Alfred Newman aportó las ocho campanadas y la fanfarria de siete notas que oímos también en Lo que el viento se llevó, sobre los fotogramas de la fachada del estudio y el letrero donde se lee el nombre del joven estudio y, aunque no colaboró en GWTW, si firmó la partitura de The Prisoner of Zenda para Selznick.

Newman, que nació el 17 de marzo de 1901, fue un niño prodigio y un pródigo compositor de bandas sonoras, además de compositor de canciones, arreglista y director musical en el cine y en el teatro (dirigió obras de Gershwin, Kern, Rogers y Hart…).
 
Entró en el cine acompañando a Irving Berlin a principios de los años 30 y trabajó para varios estudios durante la década hasta convertirse en director musical de la Twentieth Century Fox en 1940 (suya es la conocidísima fanfarria que ha llegado a identificarse tanto o más con el cine en general que con la propia productora).
 
Ya en los años 60, libre de su contrato con el estudio, siguió ofreciendo sus servicios a las productoras y cerró su carrera el mismo año de su muerte (17 de febrero de 1970) con la banda sonora de Airport (Aeropuerto), donde aún están presentes sus características sinfónicas, pero en la que Newman había incluido referencias jazzísticas que recordaban que el veterano compositor no había perdido nunca el contacto con la música popular.

Alfred Newman cosechó 83 candidaturas a los Premios de la Academia, fue candidato 20 años consecutivos al Oscar y lo consiguió en nueve ocasiones; con su hermanos Emil y Lionel, también compositores, ha legado no sólo su música sino también su talento a la siguiente generación de la familia, pues al menos 3 de sus hijos, su sobrino, Randy, y su sobrino nieto Joey han seguido sus pasos. Newman puede ser llamado sin rubor “Alfredo el Grande”; basta con recordar algunas de sus obras más conocidas para constatar su brillantez y valía: Gunga Din (1939), Wuthering Heights (1939), How Green Was My Valley (1941), The Black Swan (1942), Leave Her to Heaven (1945), Captain from Castile (1947), All About Eve (1950), Love is a Many Splendorous Thing (1955), How the West Was Won (1962), The Greatest Story Ever Told (1965)…

0 comentarios:

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.