martes, 22 de abril de 2008

Escarlata en el jardín

Aunque la protagonista de Lo que el viento se llevó era en origen “Pansy”, un nombre que se deriva del de la flor que en España conocemos como “pensamiento”, parece que, por el momento, no se les ha ocurrido a los botánicos bautizar una variedad de esta planta con el nombre de la mayor de las hijas de Gerald O'Hara, ni tampoco un “diente de león”, que sería muy apropiado…

Hay, sin embargo, otras flores que sí están dedicadas a Escarlata, como nos cuentan aquí: una peonía, una amapola, una buganvilla, un narciso (recordemos que Vivien Leigh tiene uno en la mano en la primera secuencia de la película), un “dondiego de día”, unos lirios del campo, una andromeda…

Suficientes para llenar un jardín temático, sin olvidar los imprescindibles magnolios: no sólo evocan el Sur, sino que, para muchos, Escarlata O’Hara es un prototipo de “magnolia de acero”, apelativo que se ha dado a las mujeres sureñas que saben combinar la exquisita femineidad con un fuerte carácter. Seguro que nuestros lectores pueden aportar alguna otra idea floral relacionada con Gone With the Wind.

0 comentarios:

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.