domingo, 18 de octubre de 2009

Rescoldos de dos parejas apasionadas

Los incendios, accidentales o provocados, están unidos indisolublemente a la ciudad de Atlanta y no es extraño que las llamas afecten a un lugar relacionado con Lo que el viento se llevó, bien citado en la novela o con alguna conexión con la película.

En octubre de 2000 el fuego destruyó buena parte de la Nunnally Home, una enorme mansión en la que Vivien Leigh y Laurence Olivier pasaron sus noches en Atlanta durante el estreno en 1939 aunque oficialmente ocupaban habitaciones separadas en el hotel Georgian Terrace; también Gable y Lombard pasaron por allí, dado el parecido que muchos encontraban entre la casa real y las que se veían en GWTW, y se rodaron un par de minutos para los noticiarios con la pareja entre las blancas columnas.





La Nunnally House es uno de los edificios más fotografiados de la ciudad. Se construyó en Blackland Road en 1933 según los deseos de Hugh P. Nunnally, prominente hombre de negocios, y fue propiedad de la familia hasta 1977, cuando se vendió a uno de los hijos del rey Faisal de Arabia Saudí, que se había enamorado de Georgia mientras realizaba sus estudios en el Sur. En 1991 la casa cambió de propietario, en esta ocasión un empresario sudafricano, pero también tuvo problemas con la hipoteca; en 1999 estaba ya a nombre de Jeffrey Arnold, que pagó casi 4 millones de dólares por la casa y emprendió una reforma multimillonaria que fue interrumpida por el incendio pero que pudo darse por terminada un año después del siniestro (que se había iniciado por una chispa durante las labores de soldadura).

2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Y uno necesitando donde meterse

caveat emptorium dijo...

No está mal la casita... siempre que esté bien equipada de extintores ;-)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.