miércoles, 21 de octubre de 2009

El viento a la velocidad de la luz

En la mañana del 21 de octubre de 1948, en Washington, tenía lugar la primera demostración pública de un nuevo sistema de comunicación, el Ultrafax, que combinaba aspectos de la radio, la televisión y la fotografía para la transmisión de textos e imágenes a una velocidad nunca vista hasta entonces, con la colaboración de las microondas. El aparato culminaba los esfuerzos conjuntos de las compañías Eastman Kodak, NBC y RCA (cuyo presidente no dudaba en comparar este avance tecnológico con la división del átomo o afirmar que el ultrafax desempeñaría un papel fundamental durante la guerra fría).

Es el bisabuelo del fax que se popularizó a finales del siglo XX, pero era bastante difícil de acomodar en una mesa de oficina, como podemos ver en esta imagen, que nos muestra el receptor (nótese cómo la señorita sostiene un ejemplar de la novela de Margaret Mitchell). También la revista Popular Mechanics dedicó una página a explicar el funcionamiento del Ultrafax.


Para presentar el invento, que podía enviar un millón de palabras por minuto o 408 páginas en el mismo tiempo, se escogió el texto de Lo que el viento se llevó, que tardó 2 minutos y 21 segundos en recorrer el trayecto entre la Biblioteca del Congreso y el hotel Wardman Park, separados por unas tres millas. Como paso previo, la novela se microfilmó, lo mismo que se hizo con los otros textos que formaron parte de la demostración: fragmentos de la Biblia, el discurso de Gettysburg, la Declaración de Independencia, y la rendición de Japón al término de la Segunda Guerra Mundial.

3 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Así que el bizabuelo del fax...De lo que uno se entera ¿Verdad?

Mauro L. dijo...

Me ha dado mucho gusto toparme con tu blog. Auhn no empiezo a leerlo, pero de ojerarlo me abre grandes expectativas
Gracias, hasta ahora yo crei que era el unico chiflado que rayaba con "Lo que el viento se llevo".
Felicitaciones

caveat emptorium dijo...

Ya ves, Alí, las cosas que trae el viento :-) Un poco incómodo, el Ultrafax, pero por algún sitio tenían que empezar. Además, siempre es curioso ver cómo GWTW se utiliza como "banco de pruebas" o referencia en los lugares más insospechados.

Bienvenido, Mauro. Muchas gracias por tu visita. Espero no defraudar tus expectativas. No te preocupes, la "fiebre escarlata" que nos ocupa es una enfermedad más bien benigna...
Saludos

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.