sábado, 25 de octubre de 2008

Un libro peligroso

Lo que el viento se llevó ha pasado por los tribunales en numerosas ocasiones, sobre todo por cuestiones de derechos de autor, pero, sin duda, una de las más curiosas apariciones judiciales de la novela ha de ser la del proceso de divorcio de una pareja de Alabama en 1939.

Un asunto así siempre es doloroso, y más si entre los argumentos para la disolución del matrimonio figura la acusación de crueldad mental y violencia, aunque haya sido acordado así por ambas partes para acelerar los trámites. Lo llamativo de ese caso es que la esposa hizo mención explícita de que su marido le había arrojado a la cabeza… un ejemplar de Gone With the Wind. Por esta y otras razones se le concedió el divorcio.

Un ejemplar de la primera edición de la novela pesaba 2 libras y media (1 kilo y 134 gramos).

3 comentarios:

G. K. Dexter dijo...

Por lo menos no fue "En Busca del Tiempo Perdido", volumen a volumen.
Eso ya hubiera sido ensañamiento.

Un saludo cinéfilo.

David C. dijo...

habra que buscarla.

caveat emptorium dijo...

Hola,
Está claro que este marido no era un caballero sureño, aunque fuera de Alabama.

David, espero que lo de buscar una primera edición de GWTW sea para coleccionar y no para otros usos totalmente condenables, como los de este individuo...
Encontrar, sí que se encuentran por ahí ejemplares de 1936, pero hay que tener bien forrado el bolsillo para hacerse con uno... Bueno, nunca se sabe dónde va a tocar una primitiva...
Saludos

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.