sábado, 15 de marzo de 2008

Frank "Junior" Coghlan, el soldado agotado

El tiempo y la naturaleza siguen su curso inexorable y no es muy habitual que podamos celebrar el cumpleaños de un miembro del reparto o del equipo de Lo que el viento se llevó que esté todavía vivo. Los que eran bebés a finales de los años 30 ya rondan los 70, y el número de los “mayores” se reduce cada año.

Pero los supervivientes parecen estar hechos de una madera especial, porque muchos pueden presumir de haber superado la barrera de los 90 años y desmienten cualquier tipo de “maldición” que quiera atribuirse a la película. El protagonista de la entrada de hoy lo tiene más fácil para cumplir años, porque es un superhéroe…

Frank Coghlan, hijo, nació el 15 de marzo de 1916 en New Haven, Connecticut, pero muy pronto se trasladó con su familia a California. A los tres años ya estaba interpretando pequeños papeles en el cine, como en Daredevil Jack (Vivo o muerto, 1920). Con sus pecas y su capacidad para dar la impresión de ser un niño desvalido, aunque capaz de llevar a cabo cualquier travesura, pronto se convirtió en uno de los actores infantiles con más trabajo y popularidad. A Woman From Paris (Una mujer de París, 1923), Mike (1926), Slide, Kelly, Slide (1927)… son algunos de los títulos en que podemos encontrarle.

Su adolescencia coincidió con la llegada del sonido y, aunque su encanto se había perdido, fueron muchos los papeles que consiguió, aunque pequeños, a lo largo de los años 30. Fue botones, vendedor de periódicos, mensajero, repartidos de telegramas y jockey en varias películas y también el personaje de James Cagney de niño en The Public Enemy (1931), Uncas en The Last of the Mohicans (El ocaso de los mohicanos, 1933)…

Antes de participar en la Segunda Guerra Mundial, en la Armada, fue elegido para interpretar al alter ego del Capitán Maravillas, el joven Billy Batson, en el serial Adventures of Captain Marvel (Aventuras del Capitán Maravillas, 1941). El Capitán estaba encarnado por Tom Tyler, el oficial que conduce a los esclavos a cavar trincheras en Gone with the Wind.

Coghlan continuó en la Armada durante más de 20 años, sirviendo de enlace con los estudios cuando se empredía alguna película de ambiente naval, y volvió al cine de manera esporádica hasta que decidió retirarse.

“Junior” Coghlan escribió una entretenida biografía They Still Call Me Junior, en la que nos cuenta que su papel de soldado agotado que se desmaya ante Escarlata y Rhett en la huida de Atlanta tenía un poco más de metraje que en la versión final de GWTW e incluso contaba con una frase: “Put me down. Put me down damn ya. I can walk (“Bájame. Bájame, maldito seas. Puedo andar”). Podemos imaginar la razón de que Selznick optara por suprimirla (aparte de para ahorrar metraje)…

0 comentarios:

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.